¿Qué es un peeling facial?

Todos hemos oído hablar del peeling facial, pero ¿sabemos lo que es? Pues bien, este tema y mucho más vamos a tratar en este post. 

Un peeling es una exfoliación de la piel, que trata de eliminar las células muertas que están en las capas más superficiales de la piel, que en la mayoría de ocasiones contienen melanina y esto provoca que se vean como manchas en la piel. 

Nuestra piel, de forma propia tiene un proceso de renovación, pero, sin embargo, con la edad, este tipo de renovación cambia, ya que nuestro propio metabolismo se ralentiza. Es por eso que, con el paso de los años, necesitamos ayuda para la renovación de la piel. Es por eso que se usan los peelings, conseguimos renovar nuestra piel de una forma correcta, unificamos el tono, y se eliminan las impurezas, reduciendo las manchas causadas por el sol y de esta forma mejorar la luminosidad y la textura de la piel. 

Hay dos tipos de peelings para la piel, el que se hace de forma mecánica y el químico, dependiendo del tipo de piel que tenga cada persona y el objetivo que se busque. 

El peeling mecánico usa herramientas, como puede ser una esponja, un rodillo o un cepillo para arrastrar físicamente las células muertas. Mientras que el peeling químico, se realiza con sustancias químicas como son los beta hydroxy acids o los alpha que lo que hacen es disolver las células muertas. En ocasiones podemos encontrar peelings químicos de uso doméstico, que además de ser exfoliantes, protegen el colágeno y conseguir de esta manera una piel hidratada y renovada. 

Hay varias situaciones en las que realizarse un peeling es recomendable o muy beneficioso, tanto si hay problemas en la piel como si no, y son los siguientes casos: 

Personas que quieren ver rejuvenecer su piel y darle un extra de luminosidad, quitando esa primera capa de la piel, se eliminan por tanto todas esas arrugas superficiales que podamos tener y le da luminosidad. 

Las personas que tienen manchas en la piel y quieren tener un tono más uniforme de piel. 

Personas con acné que intentan mejorar las imperfecciones, ideal para adolescentes que no tengan patologías cutáneas severas. 

En el caso de no tener acné, o no tener manchas, ni arrugas, un peeling es muy útil para que cualquier tratamiento tenga una penetración correcta y por lo tanto sea más efectivo, en el caso de querer realizarlo una o dos veces por semana, deben de ser peelings no muy agresivos, y de esta forma favorecer el uso de cualquier tratamiento y ser más eficaz. 

Igualmente, cabe señalar que cualquier tipo de tratamiento debemos de recordar que lo ideal es complementar cualquier tratamiento estético, con una correcta alimentación y deporte. Es decir, fomentar una vida saludable es el mejor aliado en este caso al peeling para tener una piel en perfectas condiciones. 

Y por supuesto, en caso de tener alguna duda de cuál es el tratamiento que mejor no venga, lo que siempre se debe hacer es consultar con un profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.