Cómo organizar tu pantalla de iPhone

La entrada de los smartphones en el mercado ha producido un cambio muy significativo en la visión que tenemos de los móviles. Un iPhone se acerca más a un ordenador que a un teléfono móvil, desde un iPhone podemos hacer prácticamente de todo: leer el correo electrónico, felicitar a un amigo nuestro por su cumpleaños en facebook, hacer check-in en nuestro restaurante favorito en foursquare, compartir nuestras fotos de la playa en instagram, seguir a culturaweb en twitter 😉

Todos los smartphones están basados en aplicaciones móviles. Lo normal es que los usuarios se descarguen estas aplicaciones con la intención de realizar tareas específicas. Cuando nos compramos nuestro preciado iPhone lo primero que hacemos es entrar en el Apple Store y empezar a descargarnos aplicaciones como si no hubiera mañana. Mucha gente se ha descargado aplicaciones que después no ha llegado a abrir, de hecho esto es algo muy común.

Empieza identificando tus necesidades

Después de un par de meses de usar nuestro teléfono móvil nos damos cuenta que usamos menos del 20% de aplicaciones y empezamos a borrar las que no usamos. Aquí es donde quería llegar, porque no te voy a decir que organices la pantalla inicial de tu iPhone recién comprado, esto es impensable. Si acabas de comprar un iPhone disfrútalo y descárgate el máximo número de aplicaciones.

Si estás más que acostumbrado a usar tu iPhone y has borrado todos esos juegos que ya no usas simplemente porque ya no te gustan, no te preocupes porque no te estás haciendo viejo. Ahora es cuando viene lo mejor, es hora de ser productivos, ha llegado la hora de tener las cosas claras y saber donde tenemos cada aplicación y para qué sirve.

Todo depende de nuestras necesidades específicas. Cada usuario tiene qué identificar que función le quiere dar a su smartphone, minimizando de este modo el número de apps posible. Antes de empezar a colocar las apps a nuestro gusto debemos tener en cuenta una serie de factores.

Frecuencia de uso

La frecuencia con la que usamos la aplicación es sin lugar a dudas un factor determinante. No es lo mismo una app que usamos a diario como el correo o el calendario, que una aplicación que vamos a utilizar solo en momentos puntuales.

Las aplicaciones que usamos con más frecuencia deben estar situadas lo más abajo posible. Piensa que de esta manera están situadas más cerca del dedo a la hora de abrir la aplicación. Simplemente se trata de ser coherentes y pensar que existen factores ergonómicos que pueden mejorar nuestra interactividad con el móvil.

Accesibilidad

Hay ciertas apps que necesitemos en el menor tiempo posible, la cámara de fotos o la linterna son este tipo de aplicaciones. Si te quedas a oscuras siempre es de agradecer tener la aplicación de linterna a mano.

Imagina que para usar la linterna tienes que desbloquear el móvil, pasar a la segunda pantalla, meterte en una carpeta que se llama utilidades, abrir la aplicación de linterna y encima darle al botón de encendido. Para realizar este proceso es necesario seguir cinco pasos si no tienes la aplicación de linterna accesible.

Es interesante saber qué aplicaciones debemos tener a mano y cuáles no. Por ejemplo, podemos situar los juegos fuera de la pantalla de inicio debido a que no son de carácter urgente, siempre hay tiempo para jugar.

Navegación

¡Hay gente que parece que tiene más carpetas que aplicaciones!. Más de una vez he visto pantallas iniciales de iPhone llenas de carpetas. Simplemente le pone un nombre descriptivo a cada carpeta y las ordena por categorías. Aparentemente actuando de esta manera nos parecerá que está todo organizado y somos muy ordenados pero la realidad es distinta.

Creando un gran número de carpetas dificultamos nuestra navegación, debemos tener en cuenta que todas las apps que estén dentro de carpetas están a dos clicks de distancia. Es muy importante identificar nuestros intereses y clasificar nuestras aplicaciones en grupos de carpetas grandes, no merece la pena crear carpetas con tres aplicaciones o menos.

Si dependes de muchas aplicaciones y eres una persona ordenada es recomendable situar cuatro carpetas en la parte inferior de la pantalla.

Conclusión

La tecnología nos brinda un gran número de posibilidades. La gran competencia en el sector de los dispositivos móviles ha provocado una evolución más rápida de lo que esperábamos.

Es recomendable tener bien organizado nuestro teléfono para poderle sacar el mayor rendimiento posible. Simplemente se trata de ser coherentes, identificar nuestras necesidades reales y tener presente los factores mencionados anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.