Todo sobre la construcción sismoresistente

Igual has podido oír sobre la construcción sismorresistente, pues bien, vamos a intentar en este artículo hablar un poco sobre sus características, el origen de estas construcciones y toda la luz que podamos dar sobre este tipo de edificación. 

Para empezar, hay que saber que el término sismorresistente, significa que su construcción está ideada para resistir terremotos. 

¿Cómo es y qué es este tipo de construcción? 

La construcción considerada como sismorresistente, aunque sea una obviedad, es construir viviendas o edificios que estén preparados para superar un terremoto. Cabe diferenciar que no es lo mismo un terremoto pequeño que una grande, pero lo que siempre van a intentar estas construcciones es evitar o reducir los daños provocados por los seísmos. Para esto, cuando se inicia este tipo de construcción se debe de tener en cuenta la zona en la que se está construyendo. Y de esta forma, la edificación está pensada para que en función de la ubicación pueda soportar el mayor terremoto que se pueda dar en esa zona. 

¿Cómo saber cuál es el mayor terremoto que pueda suceder en determinada zona?

Para ello lo importante es medir el tamaño de los terremotos que sacuden en esa región, durante un periodo de tiempo determinado pero suficiente para poder hacer la media del terremoto medio y el mayor que se pueda dar. Como ya sabemos para esto, existe una escala, que determina el grado de dureza del seísmo, conocida como Escala de Richter. 

Escala que fue creada por Charles F. Richter físico y sismólogo de origen estadounidense nacido en 1900. Esta escala fue creada en 1935. Y desde su creación fue utilizada para hablar de la intensidad de los terremotos, y también es conocida como “escala de magnitud”. 

Los parámetros de esta escala son los siguientes: 

  • Del 1 al 1.9 se consideran microterremotos. 
  • Del 2 al 3.9 rara vez producen daños y son considerados como terremotos menores. 
  • Del 4 al 4.9 son terremotos suaves o ligeros y estos sí que son notados por la gente del lugar donde se producen. 
  • Del 5 al 5.9, ya se considera un terremoto moderado y pueden generar daños de diversa importancia en los edificios que no estén demasiado bien construidos. 
  • Del nivel 6 al 6.9 hablamos de terremotos fuertes y con daños que son graves incluso para construcciones fuertes. Salvo en caso de que sean construcciones sismorresistentes que suelen manifestar algún daño moderado. 
  • Del nivel 7 al 7.9, ya es un terremoto mayor. Si son edificaciones como las que hablamos, pueden llegar a tener derrumbes parciales, pero lo que es seguro, es que, si no son este tipo de construcciones, las lesiones son de alta gravedad. 
  • Del nivel 8 al 8.9 considerado terremoto de gran magnitud. Es posible que en edificaciones robustas o sismorresistentes es posible que afecte de una forma ya bastante visible. 
  • Nivel 9 o máxima gravedad. En este caso los daños son totales, y destruyen la zona de forma total o parcial donde se producen. 

Las estructuras asísmicas o sismorresistentes están ideadas para dar protección a los edificios en caso de seísmo. Aunque debemos de tener claro, que la protección no es total, dependerá del nivel del terremoto medio de esa zona. Debemos de tener claro que no hay ninguna estructura que quede inmune en su totalidad a los daños que puede causar un terremoto, pero se busca con este tipo de edificaciones que sean los menores daños posibles. Para lograr este objetivo, se combinan materiales, pruebas de capacidad sismorresistente y técnicas muy especiales para su construcción. 

En este tipo de metas hay unas metas principales, que son las siguientes: 

  • Prever y minimizar el impacto de las posibles consecuencias de terremotos fuertes, tanto en infraestructuras civiles, como en obras, en áreas habitadas. 
  • Diseñar, construir y mantener las estructuras para que soporten lo previsto para ellos ante los terremotos, cumpliendo los parámetros que deben en el caso de esta construcción. 

Según los códigos de este tipo de construcción, una estructura antisísmica debe de cumplir estos dos puntos anteriores. 

Esto implica que la pérdida de vidas debe de ser mínimas evitando que las estructuras se deterioren en terremotos poco frecuentes, mientras que se entiende que la pérdida en la funcionalidad de las construcciones debe de darse en terremotos frecuentes de nivel 3 al 5. 

En el caso de nuestro país, la normativa sobre la construcción en zonas de riesgo sísmico es muy similar a la de otros países. 

La primera Ley de Ordenación de la Edificación obliga la inclusión de un informe geotécnico. Con lo que se debe realizar estudios previos en las zonas donde se produzcan los terremotos, así como el riesgo de inundación de la zona y cierta investigación con mapas topográficos. 

Sin ir más lejos, en Granada se han producido terremotos del nivel 4 a 4.9, lo que hace pensar que se deben de tener este tipo de edificaciones que cumplan esta normativa. Aunque en este caso, debemos de decir que se han realizado edificios que cumplan dicha normativa desde la década de los 60.  

La normativa a seguir en este tipo de construcciones se va actualizando conforme va pasando el tiempo y surgen nuevas necesidades. En la actualidad se utiliza la Normativa de Construcción Sismorresistente, ésta regula dicho tipo de edificaciones en España. Y se divide en dos partes. La primera conocida como “general y edificación” o NCSE y la segunda “Puentes” o NCSP. 

Ambas normativas las elabora la Comisión Permanente de Normas Sismorresistentes o CPNS, que determina la normativa y la legislación existente, así como su constante renovación. 

Si bien es cierto, que no en todos los países tienen una legislación muy detallada sobre este tipo de construcciones, y se ha dado algún caso de catalogación de edificios sismorresistentes que con el paso de un terremoto se ha visto que no eran así, aunque pasa en muy pocos lugares que no lo tengan regulado y más si se suelen producir algún tipo de terremoto. 

Esperamos que con este post, hayamos arrojado luz sobre este tema, y sepas en qué consiste esta edificación y en que se basan estas construcciones.

Fuente: Web de B&R inmobiliaria en Bogotá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.