¿Para qué sirve un wallbox?

Creemos que para poder saber para qué sirve un Wallbox, debemos de saber que este término, es usado con frecuencia en el creciente sector de la movilidad, pero en este caso eléctrica. Normalmente, cuando hacemos mención a la recarga de vehículos eléctricos. En este artículo, vamos a hablar por qué se llama así y cuáles son sus principales ventajas. 

Comencemos, esta palabra habla sobre el punto de recarga instalado en la pared, que nos va a proporcionar corriente eléctrica al vehículo para poder realizar su carga. Si hacemos una traducción literal, wall es pared y box es caja, porque normalmente se instala en una pared y tiene forma de caja. Gracias al sistema electrónico que incorpora en el interior, esta caja se comunica con nuestro vehículo eléctrico y recarga sus baterías. El wallbox se puede usar en instalaciones eléctricas tanto monofásicas como trifásicas. 

Normalmente cuando compramos este tipo de coches, la mayoría de concesionarios proporcionan a sus clientes un cargador de baja potencia que se conecta al enchufe convencional. Es por eso, que muchos usuarios, piensan que no es necesario instalar el wallbox. Pero desde aquí te vamos a hablar de las ventajas de instalar esta caja. 

Debemos de señalar que los enchufes convencionales, dan una potencia baja y el tiempo de carga puede llegar incluso a 30 horas. Esta cantidad de horas enchufado puede reducir la vida útil de la batería. Dicha toma de corriente no está ideada para dar esta potencia durante mucho tiempo, y puede generar un sobrecalentamiento o directamente ser origen de problemas en la red eléctrica. 

Sin embargo, el punto de carga cuenta con la tecnología suficiente para aportar la máxima seguridad y poder ajustarse a la potencia que es necesaria para el coche eléctrico. Y puede hacer que se cargue hasta 9 veces más rápido que si lo hacemos en un enchufe doméstico. 

Instalar un wallbox, nos va a dar la posibilidad de regular la intensidad de carga, pudiendo reducirla cuando hay muchos dispositivos cargando al mismo tiempo. De igual forma, si no hay muchos equipos conectados en el hogar, se puede subir la potencia para que el coche se cargue de forma más rápida. 

Se indica la instalación de un wallbox, si lo que queremos es tener una batería en correcto estado. El tiempo de carga al no ser demasiado largo y tampoco sufrir picos de velocidad, va a fomentar que las baterías tengan una vida más confortable y por lo tanto más larga. 

Debemos de diferenciar dos tipos de wallbox, de manera muy superficial. 

Plug & Charge: Son los más wallbox más sencillos, con un bajo costo y un sistema de carga efectivo. El sistema comienza a trabajar una vez se conecta el coche, y permite añadir algunas funciones extras. 

Cargadores inteligentes: Tienen capacidades más elaboradas que los anteriores. La electrónica de este cargador puede equilibrar la energía total, con la energía consumida en ese momento. 

Ahora que hemos dado cierta luz sobre este tema, puedes saber en qué consisten estos dispositivos y lo importante que es para la vida de nuestro coche poder instalarlos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.