Hacer un sistema de riego por goteo casero

Las personas que tenemos un jardín, no queremos que se convierta en un terreno árido, por lo que es fundamental elegir un sistema de riego adecuado para que tenga la humedad necesaria. En cuanto, a los diferentes sistemas de riego, uno de los más utilizados, gracias a ser uno de los más sostenibles y de que se puede adaptar a las necesidades de las plantaciones o del terreno y su inclinación, es el riego por goteo. Este tipo de riego se puede hacer de forma casera, lo que va a permitirnos un ahorro importante en el mantenimiento de nuestro jardín. 

Y es precisamente de lo que vamos a hablar en este post, de cómo se hace un riego por goteo casero. Este tipo de riego supone un gran ahorro de agua, ya que no se desperdicia nada, gracias a que dirige el agua a la zona más próxima de la raíz de las plantas. Además, este tipo de riego permite llegar a terrenos más complicados o con peores accesos. 

Uno de los sistemas por goteo más sencillos y comunes de encontrar, necesitan una botella, a poder ser grande, un objeto que sea punzante, unos cordones o bien unos tubos delgados si el terreno suele compactarse. Y de este mismo tipo, podemos encontrar variantes: 

  • Botella con agujero en el tapón: en este caso debemos de realizar unos agujeros en la tapa de la botella, recortando su parte interior y meter la botella del revés en la tierra, conectarla al grifo con la presión, eso sí, muy baja. 
  • Cordón de pvc o tubo en el tapón. Para hacer esta variante, hay que realizar un agujero en el tapón, meter el cordón o el tubo y llenar la botella. De esta forma la flor va adquiriendo la cantidad de agua que necesita. 
  • Meter la botella en tierra prescindiendo de tapón. Es sencillo y efectivo. Solo tienes que hacer pequeños agujeros en la botella, quitar el tapón y sumergirla en el suelo de forma que esté vertical y antes haberla llenado de agua. Sin duda una variante muy sencilla y a la vez muy práctica. 

Y aunque te parezca imposible, se puede realizar un sistema de riego por goteo gracias a la energía del sol. Es un sistema sencillo de fabricar y te permite un ahorro en la cantidad del agua muy significativo. En este caso vamos a necesitar dos botellas, una grande de 5 litros o incluso más y otra pequeña que puede ser entre 1.5 L o 2 L. En este caso a la garrafa grande se la corta la base y la pequeña se la corta a la mitad. Es esta la que se coloca en la tierra, y la grande sobre la pequeña, de forma que abrimos el tapón de la botella grande y el agua cae a la pequeña- Se ponen junto a la planta a regar. El sistema emplea energía solar para evaporar el agua y se dirige donde queramos. Todo esto, como el lógico dependiendo de la temperatura para que la condensación sea efectiva. 

Siempre puedes comprar unas pocas conexiones para riego por goteo para hacer la instalación más versátil.

Esperamos que te hayamos ayudado por si te lanzas a hacer tu propio riego por goteo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.