¿Qué tener en cuenta para contratar un instalador de gas?

Al igual que si quieres contratar a algún otro profesional técnico, cuando se quiere contratar un instalador de gas se debe de tener en cuenta determinados detalles. Cuando necesitamos un instalador de gas, lo que necesitamos es un profesional que nos de confianza para realizar un servicio tan importante como un mantenimiento o un servicio de instalación.  

Cuando tenemos que elegir un profesional así, es muy normal que nos asalten dudas sobre quién es el ideal para nosotros y para el trabajo que tenemos que realizar. 

Es importante que los instaladores de gas en barrio de salamanca (o en otro lugar) que contratemos esté certificado y homologado para llevar a cabo el proyecto que le vamos a encargar. Contratar una empresa que no tiene una documentación técnica necesaria y obligatoria, nos puede terminar perjudicando, por barato que nos puedan ofrecer su trabajo, que normalmente es en lo que se apoyan. 

Cuando contratamos a un profesional certificado y cualificado, normalmente va a tener experiencia demostrable y referencias que nos pueda ayudar a conformar una idea sobre él.  

Es importante tener claro lo que quieres hacer, para poder pensar sin prisa y buscar el profesional que mejor se adapte a estas necesidades. Saber claramente cómo va a ser nuestra reforma nos ayudará a pedir correctamente el presupuesto. 

En relación al presupuesto, lo ideal es pedir al menos tres diferentes. De esta forma poder ver diferentes precios, pero también calidades, servicios e incluso la profesionalidad en el trato. Y por supuesto, en el presupuesto debe de venir escrito tanto el trabajo a realizar como los materiales a usar. 

También es importante asegurarse de que te ofrezcan garantías de calidad sobre el trabajo que vayan a realizar y por el que vas a pagar. Asegúrate que esto quede detallado por escrito al igual que el presupuesto que vayas a coger. 

Una vez sepas que presupuesto es el que más te convence es importante que firmes un documento o contrato, tanto tú como la empresa. Y que si hay que realizar algún cambio sea porque las dos partes están de acuerdo. 

Igualmente es muy importante tener todos los permisos que necesites para la obra. Lo ideal es asesorarte en el ayuntamiento de los permisos de obra que necesitas. Al igual que si es en una comunidad, debes de pedir permiso a la misma. 

Asegúrate que la empresa o el profesional tiene un seguro de responsabilidad civil por si hubiera que cubrir algún tipo de daño tanto en tu inmueble como en el caso de tener algún problema tu vecino.  

Pacta con la empresa la forma de pago. Lo ideal es tener claro qué es lo mejor tanto para la empresa como para ti. 

Y por supuesto, vigila la actividad del trabajo que se debe de realizar, e infórmate sobre cómo va tu obra con el responsable de la misma. Siempre se debe de tener una comunicación fluida y respetuosa con los trabajadores y de esta forma estar actualizado o conocer los diferentes problemas que puedan ir surgiendo en la obra. 

Confía siempre en especialistas que tengan experiencia y estén homologados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.