Qué mantenimiento has de hacerle a un colchón de látex

Cuando compramos un colchón, lo hacemos para tenerle unos cuantos años. Con más motivo si has adquirido uno de látex. Porque es un desembolso importante el que hay que hacer para luego no tener cuidado con él. En este post, lo que vamos a hablar es precisamente de cómo ayudar a que la vida útil de tu colchón de látex sea un poco más larga y se tarde en deteriorar. 

Para comenzar, debes colocarle en una base firme. Que sea firme no significa que no deba de transpirar, de esta forma evitaremos que se humedezca y comience el deterioro. Tampoco es recomendable doblarlos. Así evitaremos que se deforme y se dañe. No pasa lo mismo con los colchones para camas articuladas, que están preparados precisamente para esto. 

Aunque te parezca imposible, en la superficie del colchón se acumula polvo, desde aquí te animamos a que le pases la aspiradora al menos una vez al mes. 

En absolutamente todos los colchones es necesario cambiar la posición del colchón. Rotar o darle la vuelta, para que la huella del descanso desaparezca, es decir, se atenúe el sitio que dejamos en él. Todo esto si es un colchón apto para ser usado por las dos caras, pero eso nadie mejor que el fabricante para indicar.  

Y para nosotros también es fundamental para un correcto mantenimiento, ponerle una funda.  No es nada complicado encontrar una funda para estos, ya sea plastificada, o bien textil, que son más económicas. Pero para nosotros el mejor cubre colchón es de algodón 100% y una vez al mes, lavar esta funda. 

Muchas veces habrás visto que, en tu casa, las personas que hacen la cama, siempre ventilan la habitación. Pues esto es en parte para dar una vida un poco más larga a su colchón. Lo que hablábamos de la humedad, es precisamente una de las formas de evitarlo, y si vives en una zona de mucha humedad, hazlo con más motivo. 

Y por supuesto, el colchón tiene una vida útil y a los diez años conviene ser cambiado. Buscamos alargar la vida del colchón, pero sabiendo que no va a ser eterno, que vas a tener que cambiar porque habrá perdido precisamente las cualidades que te hizo comprarle.  

Con lo cual, si queremos que el ir a la cama siga siendo uno de los mejores momentos del día y nos pueda proporcionar la comodidad que necesitamos debemos de cuidar especialmente.  

Por supuesto, consulta en la tienda donde le compartes las instrucciones al fabricante, para que en caso de haber un problema o no ser precisamente lo que tú quieres, tengas a quién reclamar. Además, el fabricante podrá especificar cuáles son las necesidades de tu colchón y cómo tratarlo en el futuro, si quiere fidelizar nuevos clientes.  

Por último, si vas a comprar colchon online, te aconsejamos que tenga tienda física donde lo adquieras,  porque aparte de darte más tranquilidad, en caso de tener algún tipo de problemas tendrás a quién dirigirte. 

Esperamos que este post, te haya servido de mucho y sepas cómo alargar la vida de tu colchón. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.