Qué es el aborto espontáneo o natural

Antes de nada vamos a definir qué es la fecundación:

¿Qué es la fecundación?

Cuando los espermatozoides se trasladan por las trompas de Falopio para unirse con un maduro óvulo, se está ante la presencia del proceso de fecundación, también denominado como singamia. Son 72 las horas que las células espermatozoides tienen de vida antes de perder la capacidad de fecundar. Por otro lado, de 12 a 24 horas es lo que el óvulo tiene de vida productiva.

Con la fecundación ya realizada, la cual sucede cuando se fecunda el óvulo debido a que uno de los espermatozoides se antepone como ganador frente a los otros, el mismo comienza el viaje por las trompas de Falopio y se queda en el endometrio, el cual la espera para comenzar otro proceso que necesita de nutrientes e irrigación. El recibimiento del óvulo fecundado hace que el mismo cobre el nombre de huevo o cigoto.

Son 36 semanas la que dura un embarazo, contando desde la fecundación, en donde el embrión sufre la división celular, hasta la semana número ocho en donde ya se convierten feto y espera la vida. Generalmente se suele darle el nombre de feto en el momento ya de la consagración. Uno de los primeros procesos, el que hace la división, es el encargado de generar la formación de órganos, y aquí el corazón cobra un especial protagonismo ya que su funcionamiento es prematuro respecto al de otros órganos.

Aborto natural

En un aborto natural no hay intervención del hombre, y las causas por las cuales se puede perder un embarazo son variadas. Una anomalía en el feto desarrollada de manera natural puede producir una pérdida, la cual en la mayoría de los casos ni siquiera se percibe y no causa daño alguno. A continuación, se consideran algunas consecuencias de un aborto natural o espontáneo.

  • Dolor abdominal: puede que al dolor abdominal lo acompañe el sangrado, pero esto no se da en el ciento por ciento de los casos. Éste tipo de dolores se asemeja a los menstruales. Pero claro, es muy difícil determinar el grado de dolor y la implicación que estos pueden tener en el embarazo, ya que es muy frecuente sentir dolores, calambres, o tirones en las primeras semanas.
  • Hemorragia vaginal: perder sangre, es otro de los posibles síntomas frente a un aborto espontáneo. Pero al igual que los dolores, que se pierda la sangre no implica necesariamente que se esté por abortar. Un sangrado es común en el embarazo, siempre y cuando el mismo sea controlado y parecido al de un sangrado por menstruación.
  • Ausencia de síntomas: otro síntoma considerar, es la falta total de síntomas. Por ello, es necesario mantener chequeos periódicos, en los cuales se realizarán estudios de sangre y se determinará, por ejemplo, la presencia de la hormona gonadotropina coriónica humana, la cual es la culpable de muchos de los síntomas que una mujer padecen el embarazo, tales como cansancio, vómitos, mareos. Todo embarazo puede llegar a interrumpirse en algún momento, ya que no siempre se conoce con exactitud el estado y la historia clínica del paciente, porque pueden existir condiciones que no se identifican con los estudios rutinarios.

Fuente de la información: Abortar en Malaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.