Preguntas a hacerse antes de contratar un seguro de viaje

La época estival se acerca y con ella las ganas de viajar. Siempre existen dudas sobre si elegir o no el mejor seguro de viaje. Cuando realizamos la reserva del viaje, en ocasiones cuando se elige el viaje, viene incluido el seguro, y si no, habrá que pensar en cómo solucionarías si no tuvieras un seguro de viaje, y te surge algún imprevisto. Son muchas las dudas que nos surgen, pero vamos a intentar aquí hablar de todas las dudas más comunes que pueden surgir, o al menos las más comunes. 

Como sabrás hay destinos en los que es obligatorio llegar como turista con una póliza de viaje asociada. Éstos normalmente, no admiten ningún tipo de seguro, es por eso que si viajas a países como Argelia, Rusia, Cuba… y muchos más, debes asegurarte que el seguro que tienes, es de los admitidos en ese país.  

Siempre debes comparar diferentes seguros para ver las diferencias que hay entre ellos y quién. En ocasiones, trae más cuenta invertir un poco más de dinero y de esta forma tener una póliza más completa. Por ello te invitamos a que leas debidamente las posibles pólizas, y no te quedes solo en la información general, para que puedas hacer una elección justa. 

Igual no te has planteado, que puedes contratar una póliza de viaje anual, o solo hacerla por viaje, o temporal. Para esto debes de tener en cuenta cuántos viajes piensas hacer, y ver si te resultaría más económico el hacer una póliza anual, además de tener que dedicar tiempo a buscar tiempo para la póliza una vez y no con cada viaje. 

En el caso de que seas un aficionado a los deportes, o incluso que orientes tus viajes a los deportes, asegúrate que el seguro que tienes entre manos cubre determinado deporte, porque no todas las pólizas cubren todos los deportes.  

Otra de las preguntas más comunes que se suele hacer la gente a la hora de contratar una póliza es, si contratar una póliza para cada persona que haga el viaje o uno conjunto. Pues bien, lo ideal es elegir un seguro de viaje en relación con las personas que van a viajar, si es un viaje en solitario, si es en familia o si por el contrario es un grupo. El precio evidentemente va a cambiar, pero en ocasiones incluso a mejor si van más personas. Lo que está claro, es que tiene que estar cubierto todas las personas que van a viajar. 

Otra de las preocupaciones más comunes son las relacionadas con una hospitalización, o con la estancia del acompañante de la persona hospitalizada y el desplazamiento hasta un hospital. Desde aquí te aconsejamos, que, ante la posible hospitalización de un viajero, siempre es importante haber contratado una póliza en la que esté cubierto los gastos acaecidos por el traslado y la estancia de la persona que vaya a acompañar a la persona ingresada. Por lo que presta especial atención a que aparezca inscrita que incluye esta garantía, y que incluye este importe. 

Tal vez, nunca te has parado a pensar que el sistema sanitario no es el mismo en todos los países, por lo que, cuando se va a realizar un viaje, es más que aconsejable saber cuál es el sistema sanitario de ese país, si conlleva importe tener algún tipo de asistencia médica allí o, por el contrario, adquiriendo un seguro de viaje, no tendríamos nada que pagar. Por ejemplo, en EE.UU conlleva un gasto bastante elevado tener que realizar una visita a algún doctor. Sabiendo cómo funciona en este aspecto el país al que vas, puede hacer que te inclines por contratar o no diferentes pólizas, o si por el contrario, la que tienes, aunque no lo cubra se puede ampliar para que incluya cualquier tipo de gasto médico o incluso de repatriación. 

También debes de tener en cuenta, en caso de tener algún imprevisto, si el asegurado va a tener que adelantar su dinero, antes que el seguro. Es imprescindible saber si puedes hacer frente a cualquier imprevisto económico. En muchas ocasiones, las pólizas, aunque lo cubren, no trabajan con inmediatez, por lo que debes de tener esto en cuenta. Lo ideal es que sea la aseguradora la que pague de forma directa el servicio que se haya necesitado, para evitar que el asegurado tenga que reembolsar algo de dinero, pero no siempre es así. Al igual que es importante que conozcas si el seguro contratado incluye alguna franquicia. 

Desde aquí te aconsejamos que, aunque tengas que invertir un poco más de capital, el seguro de viaje te permite cancelar el mismo en caso de que no puedas realizarlo por algún motivo. Normalmente, incluye determinados motivos para que te cubra la anulación total del viaje, no vale un “no me ha apetecido” o “me da pereza” lo interesante es que, si te surge un imprevisto realmente importante, puedas anularlo sin coste ninguno. 

Y, por último, es importante, al menos para nosotros, inclinarte a la hora de elegir un seguro de viaje, una empresa que tenga experiencia y te dé garantías en el sector de los viajes. Cuánta más experiencia más garantía de resolución de problemas te va a dar, con lo cual gozarás de una asistencia mejor y un viaje mucho más tranquilo. 

Estos pasos que te hemos ido marcando, son los que, para nosotros, te pueden asegurar un viaje más tranquilo, que te permita simplemente disfrutar de un lugar sin tener la preocupación de qué pasaría si sucediera cualquier imprevisto. Como siempre decimos, aunque hay que mirar por el coste, no solo nos podemos guiar por el importe económico, hay que comparar, comparar las prestaciones que da cada seguro consultado y las necesidades que te puedan surgir dependiendo del tipo de viaje, de lo que vayas a hacer en él o del país en el que te vayas a encontrar.  

Lo que es importante, es invertir en tranquilidad y en seguros que te den las máximas coberturas por un importe razonable. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.