Consejos para usar el incienso en tu hogar

El incienso incluye la preparación de resinas vegetales y resinas aromáticas, y se ha utilizado en rituales desde la antigüedad para combatir las malas energías. Desde entonces, se ha utilizado como ambientador para el hogar en España y en muchos otros países. Los aceites esenciales de origen vegetal o animal a menudo se agregan para emitir humo altamente aromático cuando se queman con fines terapéuticos, religiosos o estéticos.

Sin embargo, debemos usarlo con prudencia, porque usar incienso en casa puede cambiar la vibración de nuestro hogar. Como ya hemos dicho, pueden repeler la energía negativa acumulada en el medio, pero ¿cómo utilizarlas correctamente? A continuación, te vamos a informar de las técnicas básicas para su uso en casa.

¿Cuáles son las características del Incienso?

El incienso natural es conocido por sus efectos relajantes y su capacidad para reducir la ansiedad. Históricamente, el incienso se utilizó en ceremonias religiosas en el antiguo Egipto, Grecia y Babilonia. Se usaba para alejar cualquier energía negativa que ingrese al medio ambiente y ahora se sigue utilizando para el mismo propósito.

El incienso arde y forma humo, el resultado de este proceso se llama sahumar. Por lo general, se usa para limpiar un lugar, pero muchas personas también lo usan para perfumar el ambiente. En otras palabras, el incienso es similar a las velas, pero se extrae de resinas de plantas aromáticas.

También pueden incluir otras partes de las plantas, como semillas, corteza, flores y raíces. Su principal característica es un aroma agradable y tiene propiedades relajantes. Por eso, además de usar incienso en casa con fines espirituales, también es bueno para el cuerpo.

Consejos para usar el incienso en tu casa

Si quieres mejorar la vibración de tu hogar, puedes elegir varios tipos de incienso según el efecto que quieras conseguir. Sin embargo, por regla general, su aroma es relajante y ayuda a optimizar la energía del entorno. Los siguientes son los más famosos:

  • Incienso clásico: ayuda a potenciar la paz y la tranquilidad, por lo que es muy eficaz en situaciones de ansiedad y estrés.
  • Canela: Se recomienda la canela para estimular la pasión y la libido. También ayuda a crear tranquilidad en el entorno.
  • Vainilla: Está relacionada con el pensamiento, la inteligencia y las habilidades mentales. Por tanto, es muy adecuado para favorecer la tranquilidad, especialmente en la zona de estudio.
  • Lavanda: Finalmente, este tipo también se refiere a la atracción, el amor y el romance, por lo que es ideal para citas en pareja. Además, su fragancia es ideal para los ataques de insomnio y ansiedad.

Es importante saber que esta práctica, tan común en muchas culturas, también conlleva riesgos. Según un estudio publicado en la revista Cáncer en 2008, si se usa incorrectamente, el uso excesivo de incienso en el hogar puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón.

Su uso conseguirá que el ambiente sea más relajado y armonioso. Pero asegúrate de no aspirar directamente el humo. Recuerda, si padeces enfermedades respiratorias o asma, lo mejor es evitar cualquier tipo de humo, incluido el incienso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.