Consejos para cuidar nuestra dentadura

Ya seas una persona adulta, como una persona más joven siempre se debe de seguir determinadas recomendaciones o consejos para que la salud dental esté en perfectas condiciones. Si en este campo estás perdido, vamos a hablar sobre pequeñas rutinas que debemos de meter en nuestro día a día para no tener ningún problema de salud dental. 

Visitar a tu dentista de forma, al menos, anual. Aunque como mínimo se debe de hacer una vez al año, lo ideal es hacerlo cada seis meses. Se debe de iniciar esta práctica desde edades tempranas para que vigilen el crecimiento de nuestros dientes y nos vayan asesorando desde que salen las primeras piezas o bien aparezcan las primeras caries, para así evitar problemas mayores con el paso del tiempo. 

Cepillar los dientes, un mínimo de 3 veces al día, detrás de cada comida. Esto es fundamental para mantener unos dientes sanos y así evitar caries o problemas que tengan su origen en un mal cepillado. Dentro del cepillado, debemos de dedicarle un tiempo, muchas personas desconocen que hay que hacerlo un mínimo de 3 minutos y hacerlo con movimientos suaves, circulares y con movimientos cortos que no sean agresivos, pasando también por las encías o bien por los dientes que tengan un acceso más dificultoso. El cepillo de dientes debemos de cambiarlo cada 3 meses, ya que con el uso prolongado ya pierde la capacidad de realizar su función debidamente y fomenta los problemas periodontales. 

Es recomendable el uso de hilo dental. Sin duda es uno de los grandes olvidados, pero no por eso es menos importante para nuestra salud dental, ya que con él conseguimos extraer restos de comida de lugares en los que el cepillo no tiene acceso. Además, siempre es ideal complementarlo con el uso de colutorios dentales. Son un complemento perfecto, que ayudan a evitar infecciones en la boca y ayuda a matar las posibles bacterias que estén dentro de la boca. 

Y debemos de remarcar, el uso de los blanqueadores dentales, que son falsos amigos. ¿Por qué? Muchas personas usan los blanqueadores porque aportan un brillo a los dientes, pero el uso prolongado de estos tratamientos, lo que hacen es estropear el esmalte de los dientes. Lo ideal para tener unos dientes resplandecientes es tener buenos hábitos, Empezando por prescindir del tabaco para tener una buena salud, además de la salud dental y reduciendo el consumo del café, que aunque no es nocivo para la salud en cantidad normales, si que es cierto que al igual que el tabaco, fomenta las manchas en los dientes. Si queremos hacernos un blanqueamiento dental, lo ideal es que consultemos a nuestro dentista y que sea éste el que nos indique que tratamiento es el ideal para nuestros dientes. No todas las dentaduras admiten los mismos tratamientos, aunque sean realizados por especialistas. Es por eso, que siempre es fundamental tener un buen equipo de profesionales a nuestra disposición para que nos puedan tratar debidamente, nos sepan asesorar y tengan más de una técnica para las diferentes afecciones. 

Como se puede apreciar, son pautas muy sencillas de ejecutar, y el resultado puede alejarnos de ir más veces de las que queramos al dentista.

Fuente del artículo: www.clinicadentalherrera.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.