Hay personas que no entienden que la vida no gira a su alrededor

Rostec-Maks2017-04Hay personas que parecen no saber que la tierra gira en torno al sol, no en torno a ellas.No entienden que la vida no gira a su alrededor, que no son el ombligo ni del mundo ni de las personas que les rodean. Por eso es que se autoproclaman infalibles, generando con sus comportamientos un fortísimo rechazo social.

Como consecuencia mantienen comportamientos egocéntricos y llenan nuestros oídos de mensajes y comportamientos que claman atención a gritos. Unos chillidos que resultan tan ensordecedores que nos saturan y agotan con facilidad.

Lidiar con una persona que tiene comportamientos egocéntricos resulta crispante por múltiples razones. Analicemos algunas de ellas a continuación…

El egocentrismo, el excesivo culto al yo
Creerse el centro del mundo y sentirse más importante que los demás es nefasto para una buena evolución de nuestras relaciones sociales. No nos gusta que nadie intente imponer sus opiniones, pensamiento e intereses; de hecho, con razón y buen criterio, una persona que no se cree mejor que los demás intenta llegar a un equilibrio que garantice el bien común.

La arrogancia no sabe que el bienestar de los demás es tan indispensable como el de uno mismo. Ellas, las personas egocéntricas, están seguros de que son especiales; es más, puede que incluso su personalidad sea encantadora en ciertas ocasiones.

Sin embargo cuando algo no lleva el camino que se desea, entonces se convierten en ogros, déspotas que solo quieren hacerse con la suya aunque para ello tengan que aprovecharse y manipular a la gente que les rodea.

Puede que se escuden en esa típica frase de “yo es que tengo mucho carácter” u otra variante del estilo a “yo no tengo defectos, solo que no encajamos”. Seguro a muchos de nosotros se nos vienen a la cabeza personas que en algún momento nos han acompañado o nos acompañan.

Se autopromocionan y se consideran especiales e infalibles, superiores a los demás. Esto, sin duda, tiene como consecuencia la creación de problemas a la hora de hacer amistades y de mantenerlas, pues a nadie le beneficia estar al lado de personas que solo consiguen pensar en sí mismas.

No obstante, la autoestima no tiene nada que ver con el egocentrismo: la autoestima es un querer sano y tolerante, el egocentrismo es un querer vacío, irreflexivo, excesivo e intolerante.

La gente egocéntrica realmente no se quiere sino que utilizan el escudo de proclamar su exceso de amor propio como manera de distorsionar la realidad del autoconcepto negativo que realmente esconden. Esa es la razón por la que necesitan sentirse tanto adulados como admirados.



Categorías:Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.