Opinión.- ¿Qué está pasando en Ciudadanos?

2-6Leopoldo Bernabeu

La situación me recuerda a esa imagen de cómo se disuelve un azucarillo en un café. El incesante goteo de abandonos de cargos públicos de esta formación política, me trae una y otra vez esta imagen a la cabeza. Es exactamente igual…con una diferencia importante, casi todos tenemos la posibilidad de tomarnos cada mañana un buen café y ver como se disuelve en él nuestro azucarillo, pero muy pocos son los privilegiados que pueden acceder a este incesante chorreo de abandonos. Hay noticias que no interesan que vean demasiado la luz. Los mismos que dieron a luz a la criatura no quieren que se le vea sus carencias.

Lo dijo un buen político en una entrevista que pude hacer hace escasas semanas en Gestiona Radio. El nacimiento de Podemos y Ciudadanos no fue más que un proyecto teledirigido por unos cuantos mandamases cuyo principal objetivo no era otro que el dar un buen susto al bipartidismo de siempre. La crisis económica que empezó a mediados de 2007 y que ha durado una eternidad, dejó al descubierto la incapacidad de los que hasta ese momento siempre habían mandado en este país, PSOE y PP, turnándose como buenos muchachos que se pelean de cara a la galería pero que luego se van juntos de cañas.

Aquella situación era insostenible y dejaba a diario dantescas imágenes que la sociedad civil no podía digerir, con unos políticos y unos banqueros que seguían viviendo a cuerpo de rey mientras la población se moría de asco. Esta insostenible situación obligaba a tomar decisiones, pues era una evidencia que esos políticos nada en absoluto tenían que ver con aquellas ilustres eminencias que pilotaron con éxito la Transición en este país, todavía llamado España.

La decisión estaba tomada, había que dar vida a un partido político que dividiera con fuerza a la izquierda y a otro que asustara por la derecha. El primero estaba claro, el segundo costó un poco más. Nació Podemos en aquel famoso 15 M y consiguió, poco tiempo después, 1 millón de votos en las europeas y 5 eurodiputados. Menudo sorpresón, creo que no lo esperaban ni los creadores de la criatura. Un bebé que creció demasiado deprisa y al que después, y esto también lo han dicho muchos otros antes que yo, ya no se ha podido controlar. El hijo díscolo que termina matando al padre.

El contrapunto estaba decidido, como llevarlo a cabo No. Por lógica, el susto a la derecha tenía que venir de un proyecto político que ya estaba consolidado, UPYD. Pero claro, ¿quién le pone el cascabel al gato?, a Rosa Díez no había dios que la pudiera controlar. Una mujer con una personalidad arrolladora que la España democrática echará en falta durante mucho tiempo. Había que buscar un golpe de efecto, una carambola a ser posible, matar dos pájaros de un tiro, conseguir un nombre y eliminar otro. Alguien que pudiera poner en marcha los delirios de los que creen ser dios pero terminan creando monstruos. Ese proyecto fijó sus ojos en un chaval joven, que había destacado unos años antes, por tener la estratégica visión de hacer una campaña política en Barcelona, cuna del independentismo, desnudo y a favor de España. Y a por él que se fueron. En pocas semanas, Ciutadans pasó de ser un partido con tres diputados en Cataluña a tener un 13% de intención de voto en las elecciones andaluzas, cuña del despegue del proyecto Frankenstein y hundimiento definitivo de la lucha de UPYD contra la corrupción de este país. Aquella encuesta fue la clara y palmaria demostración de cómo se manipula a toda una sociedad. Hasta yo mismo me la creí. Hoy me doy cuenta de que todo formaba parte de una estrategia.

¿Por qué siempre he creído que Ciutadans era el partido Frankenstein?, es sencillo. Siempre desde el respeto pongo el acento en la evidencia. Salvando rarísimas excepciones, Ciutadans está compuesto al 33 % por los cargos políticos que no quisieron colocar en listas el Partido Popular, el Partido Socialista y los muchos que se quedaron huérfanos de UPYD. Estos últimos todos dispuestos a vender a su líder y su propio honor antes que marcharse a casa. Y ahí tienen el resultado. De aquellos barros, estos lodos.

Con el abandono ayer de tres nuevos concejales de Ciutadans en diferentes pueblos de Valencia y una concejal hoy mismo en Almería, además de los que se han marchado esta misma semana en Huelva y Jaén, o la semana pasada en Santander, donde además se dieron de baja 200 afiliados, son ya, atención porque el dato asusta, 240 los cargos públicos entre concejales y diputados que se han dado de baja en el partido naranja que lidera Albert Rivera.

No voy a negar que hay también concejales que salen de otras formaciones políticas, hoy mismo el infumable Zapata de Podemos, pero lo de Ciutadans es para analizarlo en exclusiva. Me resulta una cifra bárbara que merece que se dé luz a la situación para que se pueda conocer lo que está pasando y por qué. ¿Creyeron todos estas personas que apostaron por Ciutadans que de verdad era el partido político que venía a regenerar España?, ¿se han dado cuenta después de que no es más que un apéndice, cual marioneta perfectamente conducida, del Partido Popular?. A mí la situación me recuerda, fotocopia total, a lo que sucedió en esta Comunidad con Unión Valenciana hace ahora 20 años. Un novel Eduardo Zaplana, Presidente de la Generalitat recién elegido por el Partido Popular, fagotizó con “todo el cariño del mundo” a González Lizondo, José María Chiquillo, Font de Mora, Mª Ángeles Ramón Llin y cía…hasta el punto de que el partido termino por desaparecer. Tiempo al tiempo. Me puedo equivocar, por supuesto que sí, pero la trayectoria es similar, con la diferencia, en este caso incluso a favor del éxito que tuvo Zaplana, de que lo de Ciutadans es mucho más reciente y tiene mucha menos base social de lo que llegó a tener en la Comunidad Valenciana el partido de “Naranjito”.

Ojalá tuviéramos la ocasión de ver por primera vez en mucho tiempo que naciera un partido político desde la sociedad hacia arriba, y no al contrario, al que se respetara y dejara crecer por quienes controlan las clavijas de esta nación, si así lo decide el pueblo. Que fuera capaz de aglutinar a toda esa gente capaz de sumar y con ganas de aportar; sin vicios y sin necesidad de entrar en política para sobrevivir; que sea capaz de ver venir a los paracaidistas y los rechace. Que recoja el espíritu de Adolfo Suárez y ese centro político que representa el equilibrio, social y liberal a partes iguales. Que no nazca fruto del odio generado en la sociedad por culpa de los de siempre y contra nadie. Que no sea el producto final de ningún laboratorio…en fin, demasiadas cosas son las que a mí me gustarían.

Terminó como empecé: ¿qué le pasa a Ciutadans?, una verdadera lástima, un proyecto que ha dejado pasar una oportunidad histórica. Y todo por haber querido crecer demasiado rápido. Había que quitar de en medio a Rosa Díez y a UPYD, y nadie supo fijarse en que aquel partido se consolidó gracias precisamente a su paciencia y su inmenso cerrojo, un pestillo que muy pocos pudieron correr para entrar en él, y quizás ese también fue su error. Pero visto lo que está sucediendo ahora en Ciutadans, seguro que muchos de sus dirigentes entienden el porqué de aquella estrategia magenta.

Que gran tándem hubieran hecho juntos, si el joven Albert no se hubiera dejado seducir por los cantos de sirena que le hicieron ver que sería quien, me temo, nunca llegará a ser. Al lado de Rosa habrían sido el nuevo referente político español, el Aire Fresco que hace falta con urgencia en este país, un proyecto político nuevo, con sentido común, que permita entrar a quien quiera aportar pero que tenga un detector de paniaguados. ¿Complicado verdad?, ahí estará su mérito si lo consigue, ¿quién le pone el cascabel al gato?. El reloj de la cuenta atrás ha empezado.

 



Categorías:BENIDORM, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s