Opinión.- Toni Pérez, Alcalde de Benidorm “Aeropuerto-Benidorm: la simbiosis de un éxito”

fotosexternas20160806170250Once años después de que Benidorm aprobara su Plan General de Ordenación Urbana en 1956, aterrizaba el primer avión en el aeropuerto de Alicante-Elche. Empezaba así una simbiosis única y de provecho mutuo entre lo que iba a ser el primer municipio turístico de la península y el aeropuerto que, cincuenta años después de su inauguración, mayor crecimiento ha registrado a nivel nacional. El año pasado marcó un nuevo hito en su historia al convertirse en el segundo aeropuerto de Europa que más creció en el grupo de los aeropuertos europeos cuyo tráfico es superior a los 10 millones de pasajeros al año.

Celebramos por tanto una efeméride marcada por el éxito. Desde Benidorm también soplamos las velas de estos cincuenta años con especial gratitud y reconocimiento al trabajo de tantas administraciones y de tantos hombres y mujeres que abrieron de par en par esta puerta al desarrollo económico y social no solo de Benidorm, lógicamente, sino de toda la provincia.

No cabe duda que Benidorm no sería hoy lo que es sin el aeropuerto, y el aeropuerto no batiría cada año nuevos records históricos en número de vuelos y pasajeros, si no tuviera a Benidorm a 60 kilómetros de distancia.

Es una evidencia casi indiscutible que la evolución de la terminal provincial ha estado ligada desde sus inicios al desarrollo gradual del sector turístico de la Costa Blanca, un sector en el que Benidorm representa el 41 por ciento de la actividad turística de toda la Comunidad Valenciana y el 65 por ciento de toda la provincia.

Si el turismo ha sido la locomotora de nuestra economía, el aeropuerto ha sido la caldera que ha suministrado buena parte de los kilovatios de energía necesarios para hacerla funcionar. Sin el aeropuerto estaríamos en una vía muerta viviendo una distopía que más vale no imaginar.

Cuando hace cincuenta años aterrizó en la pista de El Altet aquel avión de la compañía Aviaco procedente de Madrid, pocos podían imaginar que, medio siglo después, el 89 por ciento de todo su tráfico aéreo procedería del extranjero y que el 42 por ciento sería del Reino Unido, el principal mercado emisor de turistas de Benidorm.

Una evolución envidiable e imparable, diría que ligada a la propia trayectoria de Benidorm y que, sólo once años antes, empezó a sentar las bases de una ciudad nueva pensada y diseñada para el turismo, para poner las vacaciones al alcance de todos y materializar sobre el terreno el estado del bienestar.

Sobre la base de un planeamiento urbanístico que se ha acreditado como el más sostenible por el respeto al territorio que supone dar solución a una gran demanda de alojamiento con la menor ocupación del espacio, y el menor uso de recursos, hoy aspiramos además a ser un Destino Turístico Inteligente.

Para seguir siendo la ciudad turística más importante de la península y disponer de la terminal aérea de mayor proyección de España, no hay que dejar de reinventarse y de sumar esfuerzos colectivos, orientados siempre en una misma dirección, algo que Benidorm y el aeropuerto de Alicante-Elche estoy convencido que seguirán haciendo juntos durante los próximos años que deseo tan prósperos como los 50 que ahora celebramos.



Categorías:BENIDORM, BENIDORM OPINIÓN, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s