Eduardo Zaplana, investigado (antes imputado) en la Operación Lezo

El juez titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, investiga a 60 personas en el caso Lezo, entre ellos el exministro Eduardo Zaplana, según ha avanzado Europa Press y confirma EL PAÍS. Entre los imputados están también el empresario Juan Miguel Villar Mir, dueño de la constructora OHL, y el que fuera viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid e imputado en la Gürtel, Alberto López Viejo. Sus nombres aparecen en un auto remitido por el citado magistrado a los registros de la propiedad, con el fin de embargar los bienes de algunos de ellos.

La semana pasada se supo que Ignacio González había mantenido conversaciones con el exministro de José María Aznar acerca de sus intenciones de entrar en negocios de manera opaca y, de este modo, blanquear fondos ocultos en el extranjero, según el auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Zaplana desmintió este sábado a través de un comunicado cualquier relación mercantil con González y aseguró no haber “participado ni auxiliado a nadie en la comisión de hecho delictivo alguno”. El expresidente valenciano añadía en su nota a los medios que ni conocía el auto del Velasco ni había sido citado judicialmente para declarar en la Audiencia Nacional.

Uno de los pinchazos al teléfono del expresidente de la Comunidad de Madrid recoge cómo este propuso al valenciano “montar una estructura financiera” a través del abogado uruguayo Fernando Belhot porque trabaja en países de legislaciones laxas como Holanda, EEUU o Uruguay “para canalizar algún tipo de operación a medio o largo plazo”. Junto a Zaplana, González pretendía adquirir el 50% de una sociedad y controlar así “los derechos de patente de un producto de desinfección del agua”.

Velasco cita también en el auto a Zaplana al referirse a las supuestas gestiones que él y González hicieron para favorecer al empresario Conrado Rodríguez-López Braun en un “litigio” que este mantenía con el Ministerio de Defensa. Según destaca el auto, lo hicieron presuntamente “mediando una contraprestación económica”.

Eduardo Zaplana ingresó en el Partido Popular desde la UCD. En 1991 llegó a la alcaldía de Benidorm tras plantear una moción de censura contra el equipo de gobierno del PSPV-PSOE gracias al apoyo de una concejala tránsfuga de dicho partido, Maruja Sánchez, conocida popularmente como “la Bienpagá”. Durante la investigación del “caso Naseiro”, Zaplana fue grabado en una comprometedora conversación telefónica con Salvador Palop, aunque la defensa logró la nulidad de la escucha.

En 1995 fue candidato del PP después de arrebatar la presidencia del partido al actualmente senador Pedro Agramunt. Ganó las elecciones autonómicas por mayoría simple, y gracias al denominado “pacto del pollo” con Unión Valenciana, por el que la formación regionalista llevaría a su cabeza de lista, Vicente González Lizondo, a la presidencia de las Cortes autonómicas, consiguió la presidencia de la Generalidad Valenciana. En 1999 consiguió la mayoría absoluta y renovó como Presidente.

Durante su mandato trató de promocionar la imagen exterior de la Comunidad Valenciana por medio de campañas de publicidad como la que le vinculó al cantante Julio Iglesias, reclutado como embajador de los productos valencianos en el mundo. Accedió a la vicepresidencia del Comité de las Regiones de la UE. Puso en marcha el parque temático Terra Mítica.



Categorías:Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s