Aunque no lo crean, la vida continúa

iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiLeopoldo Bernabeu

Lo primero que he hecho hoy al levantarme es salir al banco para ver si el mundo seguía existiendo. Sabía que sí, confiar mínimamente en lo que dicen los políticos cualquier día del año es equipararse a los elefantes volando, pero uno, que todavía es algo incrédulo y no ha descartado al 100% la palabra del ser gobernante, lo vuelve a intentar por si acaso. Lógicamente el mundo seguía ahí, exactamente igual que ayer, incluso con un sol algo más radiante y un clima menos fresquito.

El apocalipsis que ayer nos vendieron todos estos magos del crecepelo volvió a ser eso, humo. La vida continúa sin problema alguno. Es más, revisando lo que ayer pasó en Londres, creo que la flema británica ha vuelto a triunfar y nos ha colado otro gol por la escuadra al resto de incrédulos europeos. Mientras todas las bolsas europeas bajaban por el mal llamado efecto Brexit, la de Londres subía, ¿qué les parece, a que parece cachondeo?.

Y mientras eso pasaba dos situaciones curiosas se estaban dando a la misma vez, y en este momento todavía no sé cual me inquieta o tranquiliza más. Todos los líderes europeos se fueron a Malta para ver cual idea se les ocurría con el fin de aparentar que tienen todo controlado y están tranquilos. Y se van a malta, nada menos. No sé si es porque se trata de uno de los puntos de Europea más alejados de Gran Bretaña, en un claro gesto despectivo o porque es una antigua colonia británica donde todavía los coches llevan el volante a la izquierda, dejando entrever su ego de conquistadores.

Da igual, en Benidorm todos tranquilos, nuestro alcalde, rodeado de algunos portavoces del resto de grupos municipales, se fueron ayer a Londres. Al principio pensé que era un viaje de promoción turística. Anoche lo entendí bien. Toni Pérez, un crack de la negociación, lo hemos visto con los presupuestos municipales de los dos últimos años, ha sido llamado, pensé yo, por Teresa May, para ayudar en la salida del Reino Unido de la Unión Europea sin que se note mucho. Vamos, la especialidad de Toni, conseguir que las cosas pasen sin que apenas se note y por supuesto sin que nadie se dé cuenta que detrás de todo estaba él. Hay que agradecerle a nuestro primer edil este gesto de colaboración.

Ya saben ustedes aquello de estar preparados para contrarrestar. Solucionado el periplo futbolero de nuestra selección y con la extrema preocupación a escala nacional de dos días enteros sin fútbol, 48 largas horas, los que deciden de que tenemos que estar hablando los españoles, tenían que estar preparados por si acaso lo del Brexit se nos iba de la mano. Visto que las malas formas y la pésima educación de Podemos en el Congreso, perdiendo por la boca toda razón que pudieran tener en las exposiciones, ya no surtía el mismo efecto del “me la bufa y me la sopla”, siempre le quedaba al cerebro de turno magnificar las declaraciones de Piqué, sacarlas de contexto y refregárnoslas por las narices cada cinco minutos con un objetivo claro y conseguido. Los que pintan en esto saben perfectamente que algo así para va a ser mucho más jugoso y atractivo que destacar la noticia más importante del día y si me apuran, del mes, la donación voluntaria de 320 millones de euros del dueño de Zara, Amancio Ortega, para la adquisición del mejor material oncológico disponible a nivel internacional.

Pero es no vende, genera el aplauso mayoritario de una mayoría educada y silenciosa, y permite a los agoreros de turno criticar la acción inventando cualquier excusa barriobajera digna de la mejor pocilga. Lo de Piqué, que encima es del Barça y catalán es mucho más jugoso. Da igual si lo que ha dicho es rigurosamente cierto y el tono empleado es el correcto. Lo fundamental es que da la oportunidad a la prensa canalla y teledirigida por los mismos que el futbolista ha criticado, para que le azoten hasta en el cielo de la boca. Siempre me quedan las mismas preguntas. ¿Hubieran cogido la misma magnitud si las declaraciones las hubiera hecho cualquier otro futbolista de la selección?, ¿qué dirían todos esos medios que critican a Piqué si el abogado que hubiese juzgado a Cristiano, pongámoslo como ejemplo porque no ha sucedido, se sentara en el Palco del Camp Nou detrás del Presidente?. Ustedes ya saben las respuestas, pero no sufran esto no va a suceder. Soy del Barça, nunca lo he negado, en absoluto forofo, me cuesta incluso terminar de ver un partido de fútbol completo. Repudio y critico a diario el chantaje al que nos tienen sometidos los independentistas, pero oiga, es que con este tipo de cosas es normal que cada día se consiga que suba un peldaño más el separatismo entre las sociedades catalana y española. Es que así no se contribuye a coser nada, sino a seguir agrandando el agujero de la distancia. Lo dejo ahí, tengo claro desde hace mucho tiempo que cuando se habla de política o deporte, las opiniones son tantas como la gama de colores.

Compruebo también que a veces, estos mismos que deciden el orden y la importancia de los temas, para enviárnoslos bien enlatados, también desbarran. Y es que quieren llegar a tantos sitios a la vez que a veces no se coordinan. Ayer no era el día oportuno para que el Ministro Montoro empezase a preparar las siguientes elecciones. Con lo del Brexit, las declaraciones de Piqué y la donación de Amancio Ortega, era más que suficiente. Aderezado todo ello con la expulsión de Francesc Homs del Congreso de los Diputados, una vez recibida la inhabilitación, sin dejarle incluso que vaya hoy, ni él ni su sustituto, al Pleno del Congreso.

Lo ven, ayer no era el día. Cualquier otro, hoy mismo por ejemplo, hubiera sido el día adecuado para un notición como el que nos dio ayer el Ministro de Hacienda, hubiera abierto todos los telediarios y mañana todas las portadas. Porque decir ahora, en pleno mes de marzo de 2016, con un gobierno en minoría y todavía sin aprobar los Presupuestos de este año, que deberían estarlo desde hace seis meses, que en 2018, es decir a la vuelta de la esquina, se van a mejorar los sueldos de todos los funcionarios y que para el año que viene se van a reconvertir las 250.000 plazas de interinos en fijos de la administración, no me dirán que no es algo que no se cree ni quien lo dice.

Y no digo yo que no pueda ser posible, por supuesto que lo es. Pero eso sólo lo pude llevar a cabo alguien que cuenta con una mayoría o al menos con un gran consenso, cuestiones ambas de las que carece el gobierno Rajoy, pendiente de si Ciudadanos, su principal aliado, le aprueba una Moción de censura en Murcia para quitarle a su Presidente y, supongo, queriendo ser ellos los que se apunten el tanto de todas esas electorales noticias políticas.

Dicho esto, ya no sé si la noticia está lanzada a destiempo o es que Montoro se la ha vuelto a jugar a sus propios compañeros gobierno, aprovechando que Rajoy estaba en Malta, en uno de sus típicos alardes de super protagonista que a lo único que le conducen, normalmente, es a meter la pata hasta el corvejón. Siempre lo he dicho y no siempre se me ha entendido bien, hay excelentes técnicos que no sirven para políticos, ejemplo Montoro, y grandísimos números dos en política que nunca llevarán bien el papel de líder. Aquí dejo que sean ustedes los que liberen su imaginación.

Bajándonos hasta la humilde Comunidad Valenciana y dejándonos caer por la siempre agradecida Marina Baja, nos despertamos igual que nos acostamos estos últimos días, con nuestro querido y jovenzuelo Conseller Marzá, que se ha empeñado el chaval, que él va a cambiar el modelo educativo de todos nuestros hijos y que aquí se va a hacer lo que él diga. Parecer ser que el propio gobierno central, a falta de la necesaria y no aplicada cordura entre sus propios compañeros, le ha dicho que se olvide de imposiciones, de lo contrario lo llevará a los tribunales. Espero, ahora que se tratad e la educación de nuestros hijos, y por tanto de cómo se van a formar las nuevas generaciones, que todos nos unamos y podamos pararle los pies a este imberbe y hacerle entrar en razón. No se le ha ocurrido otra cosa que obligar a estudiar en valenciano hasta cuando duermen, equiparando esa titulación con la de un médico, y al que no lo acepte, pues no tiene clases de inglés. Es una flipada de tres pares de cojones, con perdón de la expresión.



Categorías:BENIDORM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s