Opinión.- Todavía no es oro todo lo que reluce

Joyas-cotidianasTodavía no hemos cumplido los socorridos 100 días que según la sabiduría popular marcan el primer síntoma de evolución en cualquier empresa o trayectoria política, aunque poco falta para ello, ya que ayer hicimos 3 meses en antena. La evidencia nos dice que mal del todo no lo estaremos haciendo. Nuestro objetivo, desde el primer minuto fue intentar crear algo diferente y conseguir que ustedes nos elijan cada mañana, o cada noche, y se entretengan con nosotros. Informarles, distraerles un rato y conseguir que terminen enterados de lo que sucede con otro estilo, eran nuestras metas. A eso le añadimos los ingredientes de la opinión personal y compartida a través de las tertulias.

Casualmente ayer, además de cumplir tres meses en antena, también celebramos los primeros 90 días junto a todos ustedes. Y ya les digo que muy mal no lo tenemos que estar haciendo, por cuanto que la repercusión está ahí, sois miles de amigos los que habéis decidido escucharnos y nosotros encantados de así sea. Unos por ondas, como marca la tradición, y muchos otros por los diferentes sistemas que hoy nos permiten las nuevas teconologías.

Tras un fin de semana en el que hemos dejado atrás las fiestas falleras con la cremá el domingo por la noche y un lunes en el que inauguramos una larga primavera de casi 93 días, ya estamos todos revisando el calendario para ver cuando llegan los próximos días festivos, y es que España es eso, un país en el que trabajamos mirando el retrovisor. Abril se nos presenta, además de intenso en cuanto a fútbol se refiere, cargado de días poco laborables, pues entre fines de semana y festivos, 17 son los días que quedan para currar, por lo que todos tranquilos que se avecina buena temporada y sino que se lo digan a los gerentes de las empresas.

crisis-en-españaDe momento para ir superando el trance hasta la llegada de Semana Santa dentro de 15 días, estos próximos días tenemos selección española de fútbol, inicio de la temporada de Fórmula I y presentación de candidatura de Susana Díaz, que tampoco está mal. Todo esto aderezado con el espectáculo que nos dan cada día nuestros chantajistas de turno catalanes y las curiosas negociaciones que lleva Rajoy por toda España para conseguir aprobar los presupuestos.

espac3b1a-centro-desintoxicacion-adictos-trabajoTodo este preliminar tiene un porqué. España ha vuelto a demostrar en 2016 que es el país campeón de Europa en absentismo laboral. Se acabaron por tanto aquellos años de crisis en los que el miedo a ser despedido impedía que faltáramos un solo día al trabajo. El año pasado se crearon en España más de 400.000 puestos de trabajo y la economía creció más del 3%, índices infalibles que, al igual que la venta de coches o el repunte del consumo de luz, nos indican como aumentan exponencialmente y de nuevo las bajas laborables. Es así de triste, pero es así de real. Mientras más de 3,5 millones de personas siguen buscando un empleo en este país, al menos teóricamente, cada día de 2016 faltaron a su puesto de trabajo 913.019 empleados, dejando de producir por valor de 64.603 millones, cerca del 6% del PIB. Esto supone además que el coste para las empresas se disparó un 23,62% hasta los 75.875 millones de euros. La pregunta es clara: ¿Que pasaría si ese millón de personas fuera siempre a su puesto de trabajo y no existiera más de un 20% de economía sumergida?…pues que además de ser en estos momentos el motor principal del crecimiento europeo, seríamos la envidia de la economía mundial.

Siempre he defendido que las empresas tienen que mirar por sus empleados, cuidarlos e intentar crear un clima de trabajo en el que todos se sientan felices y desarrollados. Pero de igual manera hay que recordar a todos esos miles de currantes que utilizan la picaresca de la baja laboral constante, que su acción continuada perjudica de manera muy importante al resto, pues carga el trabajo a los demás compañeros y lastra los resultados de las empresas, convirtiéndose en la peor lacra que padece el mercado laboral. Todos lo hemos sufrido alguna vez y yo en mi caso particular he visto casos absolutamente sangrantes por lo descarado que resultaban.

Siempre he manifestado que las crisis son ciclos de 7 años, como los dientes de sierra. Es algo que aprendí de la cultura egipcia. Lo que marca la virulencia de cada ciclo es la inclinación del descenso, y la que sufrimos a partir de 2007 ha sido la más dura de al menos los últimos 80 años. Yo no estaba aquí para comprobarlo pero me gusta leer e informarme. La crisis del 29 marca ese precedente del que les hablo.

02-desahucioLos años siguientes a ese 2007 y sobre todo hasta el 2011, a todos nos deberían hacer reflexionar y más aún generar grandes dosis de memoria. El ciclo empezó a invertirse a partir de 2012 y es a mediados de 2014 cuando de verdad empezamos a comprobar que la herida ha cicatrizado, pero no desaparecido. Estamos por tanto en esa nueva etapa en la que vemos las cosas de otra manera, compramos más coches, volvemos a pedir hipotecas y gastamos más alegremente lo que tenemos. Pero ojo, memoria. Las vacas flacas volverán a llegar y no es de recibo que volvamos a tropezar en la misma piedra. Espero y deseo con todas mis fuerzas que no volvamos a vivir años en este país como los que rebrotan todavía en mi memoria reciente.

La picaresca en el trabajo y el absentismo laboral, son los primeros síntomas que deberíamos corregir. Y si aquellos que lo practican asiduamente son incapaces de cambiar, que sean sus propios compañeros los que les llamen la atención. Es obligación de todos exigir buen ambiente en la empresa, pero de igual manera luchar por su estabilidad, porque de ella viven no sólo sus directivos, sino también sus empleados y sus familias.

1-crisis-exito-neoliberalismo.jpgLa crisis que se nos vino encima hace ahora 10 años fue tan violenta que no la va a solucionar un solo ciclo de 7 años de los que yo hablaba, necesitaremos algunos más y eso lo saben muchos de los que ahora me leen y me escuchan, sobre todo los más mayores. Además de que España sigue teniendo más de un 19% de parados, el drama de los desahucios no ha terminado. Hoy le toca a Mónica Llorca, una madre con tres hijos a su cargo, víctima de violencia de género, la que será desahuciada por orden judicial en Alfafar, sin que nadie lo remedie.

Leopoldo Bernabeu



Categorías:BENIDORM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s