Así están las cosas en el consistorio “Como el chocolate, espeso y cremoso”

Juanimg_20170301_103511 VARIOS GOLPES A LA MISMA VEZ

Empieza el mes de Marzo del año 2017 y al ir a leer los medios de comunicación he pensado que estaba subido en el Delorian de Rubén Martínez, esa muletilla que utiliza el portavoz socialista y que le ha dado por repetir en los Plenos a modo de gracieta sin darse cuenta de que cada vez hace menos gracia y a él le deja en peor lugar. Se lo digo con cariño, creo que su formación académica tiene que dar para algo más.

Lo que les decía, leo y escucho noticias que perfectamente podrían pertenecer a un mes de marzo…pero de hace algunos años.

El famoso y archiconocido caso sobre la imputación de Agustín Navarro y su concejal Juan Ramón Martínez, por prevaricación, malversación y enchufismo generalizado, suma un nuevo capítulo. La primera sensación que tengo, supongo que en un claro momento de debilidad, lo que me demuestra o que me estoy haciendo mayor o que me han dado tantas ostias que han final me han domesticado, es de pena y algo de rabia. De pena porque nadie, culpable o inocente, merece el interminable trago por el que están pasando Navarro, Martínez y el resto de imputados. La justicia tiene que hacérselo mirar y darse cuenta de que estos procesos, una vez finalizan, han sido tan largos que han dejado noqueado al personal de por vida, pasando a un segundo plano el hecho de si al final fue culpable o no, porque la pena de telediario y de banquillo ha sido tan larga que les han variado el rumbo por completo. Sé de lo que hablo.

Y rabia, mucha rabia, porque desde que este caso empezó hace más de 4 años y yo, en mi responsabilidad como periodista, lo denuncié, sufrí la más repudiable persecución por parte de los señalados y alguno más, para ver ahora que no sólo no me equivocaba, sino que el caso todavía escondía capítulos mucho más tenebrosos que desconocíamos por entonces. Ahora vemos como la justicia señala también al Coordinador de Recursos Humanos, Daniel Caneiro, un chaval al que aprecio y él lo sabe, pero que desde el primer minuto se aprovechó de una amistad con los de arriba y gracias a eso, ostentar un cargo para el que no estaba preparado y cobrar un sueldo que avergonzaba a todo el que lo conocía. De aquellos polvos, hoy tenemos estos lodos. Todos al banquillo y aclarar cómo es posible que entre los años 2010 y 2012, entraran a trabajar al ayuntamiento casi 150 personas nuevas, todas con características similares de parentesco y filiación y además se les pagaran los sueldos sin consignación presupuestaria y habiéndoles quitado por entonces un 5% a todos los funcionarios por orden de Zapatero. Inasumible. Veremos como acaba todo esto, pero desde hace mucho tiempo se comenta que serán varios los años de cárcel que alguno tendrá que cumplir…y lo saben.

Al mismo tiempo y no menos sorprendente vemos una foto de Rafa Gasent, portavoz de Ciutadans en el Ayuntamiento de Benidorm, con el ojo morado. Ya vino así al Pleno del lunes y de todo se escuchó. No quiero ni imaginarme que me hubiera pasado a mí, seguro que me piden la dimisión sin ni siquiera preguntarme. Y lo mejor de todo es que ni corto ni perezoso, se hace una foto con guantes de boxeo y la pública en su perfil de Facebook. ¿Qué ha querido decirnos?, ¿es su propia manera de ponerse un escudo antes de que le sigan llegando más críticas?. Cuando el río suena es que agua lleva. Él sabrá que pasó y porqué, pero queda claro que sigue sumando puntos en la meteórica carrera por abochornar a sus compañeros de corporación y a aquellos que se les ocurrió votar a Albert Rivera en Benidorm sin caer en que estaban dándole su confianza a otro que nada tiene que ver.

Y como si de un juego perverso y malvado se tratara, en la misma página y en el mismo diario, viene la noticia de que el tercer rastro de Benidorm abrirá sus puertas dentro de un mes, ese que las malas lenguas dicen que si lo puede hacer es precisamente porque Gasent, siendo todavía presidente de AICO firmó el documento que lo permitía, o al menos que no se oponía. Hace un año lo negó y las pruebas caligráficas le desmintieron. Volvía a quedar muy mal. O mintió cuando dijo que no recordaba haberlo firmado lo que deja entrever que no sabía ni lo que hacía, o mintió cuando dijo que la firma no era suya y luego se demostró lo contrario. En fin, ahí lo dejo. Me voy a limitar a describir los hechos que sino seguro que me vuelven a pedir la dimisión en el próximo Pleno.

Lo que me parece inaudito es la inquina que se ha despertado contra este negocio. Me recuerda a los muchos años que se estuvo impidiendo la llegada de un Centro Comercial para, una vez que ya se han instalado todo tipo de empresas alrededor de Benidorm consiguiendo llevarse hasta allí a decenas de miles de compradores, reconocer ahora que no se puede negar que se monte uno. Pues esto del rastro es igual. ¿Qué es verdad que no le hace gracia a muchos comerciantes? lo sabemos todos. Pero que no es menos cierto que se le concedieron todo tipo de licencias y parabienes y ahora se intenta deshacer lo andado, tampoco lo es. Lo único que hemos conseguido en estos años de error político primero y falta de personalidad después, es retrasar lo ineludible y que cuando todo este proceso termine tengamos que pagarle encima a esta empresa una pasta importante por todo el tiempo que les hemos impedido montar su negocio. Como siempre digo, espero equivocarme, pero hasta hoy no lo he hecho en una sola coma.

Es lo mismo que nos está pasando a nivel municipal con los vecinos afectados de la subzona c por el irregular cobro de contribuciones que tuvieron que pagar para que les urbanizaran su zona. Después de muchos años de batallas judiciales ya les estamos empezando a pagar lo que en justicia les corresponde, con el añadido de que ahora además hay que hacerlo con recargo de intereses. ¿Porqué?, por negárselo durante años. ¿Quién?, todos los ciudadanos con nuestros impuestos. Es lo que tiene el haber encadenado una serie de alcaldes que hacen las cosas como les da la gana. Lo peor de todo es que al menos los dos últimos les prometieron, previo a las elecciones claro, que les solucionarían el tema, y una vez metido, se me olvidó lo prometido. Por Leopoldo Bernabeu



Categorías:BENIDORM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s