De cara a la galería

gggggggggggggggggggO pactos imposibles!. De cualquiera de las dos maneras se podría haber titulado esta opinión.

Lo dije en el Pleno durante mi intervención y lo mantengo hoy. Aun así voté a favor porque creo en la buena fe del ponente, Eugenio García del partido de Albert Rivera. Les hablo de esa moción en la que se proponía crear dos consejos con carácter comarcal para coordinar la programación cultural y de eventos deportivos.

Hace casi seis años, en otro de esos capítulos de lucidez de nuestros munícipes, se decidió crear el Consejo de Alcaldes de la Marina Baja. En un primer momento toda la sociedad acogió la idea como muy buena, sobre todo porque vimos con claridad que esta iniciativa podría servir para coordinar acciones en defensa de los intereses de todos los ciudadanos de la Marina Baja. Se puso de ejemplo el segundo hospital de la comarca, una necesidad imperiosa desde siempre y que se viene casi reivindicando desde hace 30 años, cuando entró en funcionamiento el único y vetusto hospital que a día de hoy nos da servicio a todos. Colapsado, agrietado y saturado…pero con magníficos profesionales.

Bien, pues sirviendo sólo eso de ejemplo, ya ven el resultado seis años después, no sólo no tenemos segundo hospital, sino que ni siquiera se han hecho obras de ampliación del único que existe. ¿Y lo peor saben que es?, que nunca más se supo de ese Consejo de Alcaldes, que al final sólo sirvió para que se reunieran dos o tres veces, comieran a cargo del erario público y se hicieran fotos de cara a la galería, tal y como he titulado este artículo.

Y claro, con este precedente, y viendo lo que está pasando con la gran mayoría de las mociones que se presentan en el ayuntamiento de Benidorm, que terminan durmiendo el sueño de los justos, imagínense ustedes el porcentaje de éxito que le auguro a esta propuesta. Y repito, voté a favor, no vaya a ser que me tomen por la oveja negra que todo lo ve mal. Al  contrario, intento ser práctico y consecuente. Intento hacer ver que tenemos que dejar de hacer propuestas que sabemos de antemano que no van a ningún lado y que saturan de trabajo a los funcionarios del ayuntamiento, e intentar ser más prácticos.

Si realmente queremos que Benidorm evolucione y sea un referente en materia cultural y deportiva, centremos los esfuerzos en conseguir que por un lado y de una vez por todas, la Generalitat Valenciana nos termine la vergonzante obra del Centro Cultural que dejaron a mitad hace ya más de 10 años en medio de una de las avenidas más importantes de la ciudad, y en materia deportiva apoyemos desde el Ayuntamiento esa mesa de trabajo que está empezando a crearse con la unión de todos los clubes deportivos de la ciudad.

Todavía no hace dos semanas el alcalde Toni Pérez dijo en Fitur que uno de los proyectos más importantes de este año sería convertir a Benidorm en un referente del turismo deportivo. Yo espero que no sea otro brindis al sol, otra foto de cara a la galería y nos expliquen eso como se hace, en que consiste, cuando se pone en marcha, quien lo desarrolla, cuánto se va a invertir y en qué, y cuáles son los objetivos concretos que estamos buscando.

Pues aunque todos queremos que Benidorm tenga su centro cultural terminado y una mejores infraestructuras en materia deportiva, nadie se está preocupando en adelantar que va a pasar dentro de ese magna gran obra de la avenida del mediterráneo cuando se termine, y quien y como se va a hacer carga de su mantenimiento, porque no olvidemos que el éxito no está sólo en finalizarla, sino en dotarla de mobiliario, personal y, sobre todo, contenido cultural, si es que de verdad queremos que sea un referente y no un edificio más sin uso alguno, como ya sucede con otros que se tardaron años en finalizar, años en poner en marcha y ahora tienen alguna tímida exposición de uvas a peras.

Quiero volver a incidir que lo más importante en la vida es saber que se quiere ser de mayor. Y Benidorm, que ha tenido la inmensa suerte de ser lo que el visionario Don Pedro Zaragoza ya pronosticó hace 60 años, uno de los más importantes referentes turísticos a nivel nacional, ahora lleva años actuando como los niños pequeños, que quieren tener todo lo que ven a su alrededor. Y así nos ha ido en los últimos años.

Mientras hemos visto como, por poner sólo dos ejemplos, Finestrat y La Nucia decidían que de mayor querían ser referentes en industria y deporte, y a eso se han dedicado desde entonces, Benidorm ha dejado escapar ambos segmentos de manera sonrojante, para ver como ahora nos lamemos las heridas y lo disimulamos poniéndonos tiritas.

Dudo muchísimo y así se lo hice ver al propio ponente de la moción que da pie a esta opinión, que ningún pueblo de alrededor esté dispuesto a dejar de crecer en su segmento y compartir lo que es su mayor éxito. A las pruebas me remito. Vimos como dos de las más importantes empresas de Finestrat se oponían, todavía no hace dos meses, al proyecto del polígono industrial de Benidorm, lo que sirve de ejemplo para mis palabras. Pero sin ser eso sorprendente, al menos para mí, si lo es y mucho, que se unió a estas dos empresas en contra de la puesta en marcha de ese desarrollo y la implantación del centro comercial la propia Asociación de Comerciantes de Benidorm, lo cual si me pareció un atentado y un ataque a los intereses generales de la ciudad del turismo por mucho que se apoyasen en la defensa de sus asociados. Me alegro de que ahora hayan rectificado y aunque sea queriendo resolver la hemorragia con una tirita, menos es nada.

Y en materia deportiva, tres cuartos de lo mismo. Mientras en La Nucia vemos un espectáculo casi semanal en su desarrollo y hasta se nos han ido allí centenares de vecinos y deportistas a entrenar, en Benidorm seguimos teniendo un Palacio de Deportes en el que no  nos aclaramos ni en quien lo gestiona, quien organiza las cosas, que deportes se pueden practicar, cuanto cuestan, etc… Todo esto no es más que el resultado de la pésima gestión que se ha llevado a cabo del mismo desde el primer día, por no hablar de que la propia obra en sí se licitó por 9 millones de euros y terminó costando más de 21.

En fin, que deseo mucha suerte al bueno de Eugenio García y que su propuesta, que salió adelante por unanimidad, no se quede en un cajón y dentro de un tiempo estemos recordando este artículo, y que yo me tenga que comer estas palabras porque me equivoqué en mi predicción. Mientras tanto seguiremos disfrutando de grandísimos espectáculos en la Casa de Cultura de Alfaz del Pi, el Auditori de la Mediterránea de La Nucia o el Palau Altea. Y a nivel deportivo con todos y cada uno de los eventos que se organizan en el Camilo Cano



Categorías:BENIDORM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s