El alcalde dAlfàs denuncia la falta de integridad de la portavoz del PP local

al faz

Tras perder estrepitosamente Maite Huerta la batalla de contenciosos administrativos interpuestos contra el Ayuntamiento, la edil popular emprende ahora la vía penal, planteando nuevas denuncias contra concejales y funcionarios, remontándose a expedientes de 2003, cuando el actual alcalde cursaba sus estudios universitarios.

Una circunstancia que si bien está dentro de la legalidad, pone sobre la mesa el debate público acerca de las consecuencias que conlleva el uso abusivo del derecho. Las cifras son demoledoras. Desde el pasado mes de julio la portavoz del PP de L’Afàs ha presentado 27 procedimientos judiciales contra el Ayuntamiento. Cada procedimiento o expediente requiere de un mínimo de 4 funcionarios, obligados a dejar de lado sus tareas cotidianas para solventar supuestas dudas y elaborar los informes solicitados que hasta la fecha suman un total de 9.019 folios que se han entregado a los Juzgados, abogados y al PP local.

Se pueden cuestionar las decisiones adoptadas, cada formación política tiene unas prioridades, pero no los procedimientos seguidos por el Ayuntamiento, que son en todo momento escrupulosos a ley explica el alcalde de L’Alfàs, que denuncia la perseverancia de la portavoz popular por paralizar la vida administrativa a tres meses de las elecciones municipales, con un coste para la ciudadanía importante, ya que obliga a los empleados públicos a dejar de lado su trabajo para recopilar informes. Por ejemplo, es curioso argumenta el alcalde alfasino, “la intención de la señora Huerta de denunciar a estas alturas de la película la licitación del servicio de alcantarillado, por supuestamente no tener acceso a la información, cuando ha seguido paso a paso todo el proceso público y transparente desde principio a fin”.

Hasta el momento ha sido perder un contencioso tras otro de los interpuestos, además cada sentencia ha sido más contundente y crítica con el comportamiento de la portavoz popular, a la que se ha acusado y condenado a costas por “ actuar con mala fe y hacer un uso antisocial del derecho”. Un político que se precie como tal “debe de saber dirimir sus diferencias donde toca, exponiendo sus ideas, dialogando y de manera respetuosa hacia las instituciones y a las personas. Esto no es un juego, y desde luego el proceder de la portavoz adolece de falta de integridad” apostilla Arques.

Martes 24 de febrero, Ayuntamiento de L’Alfàs del Pi



Categorías:ALFAZ, ALFAZ TRIBUNALES

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s